Gastos y mas gastos

A veces pienso que no es posible que pueda salir airosa de todos los gastos que se me acumulan al mes, sobre todo en este que con la vuelta al cole nos vemos enfrascados hasta el cuello de compras de libros materiales y uniformes que nos dejan las cuentas de ahorro en números rojos.

Si a todo esto le sumas una boda de un familiar o de un buen amigo, pues apaga y vámonos. No sé como lo hacemos, pero lo hacemos.

La situación es la siguiente, llega septiembre y como mínimo te gatas cuatrocientos euros en cada niño que tienes escolarizado, yo por ejemplo tengo dos, os apunto que yo no trabajo así que todo lo hacemos con el sueldo de mi maride que asciende a unos mil seiscientos euros. La cuestión es que ya de entrada necesitas ochocientos euros para que los niños vayan al cole, yo lo que he hecho ha sido repartir un poco el gasto y no comprar los uniformes de invierno, esos los compro cuando hagan falta, así no he gastado cien euros por niño. A todo esto le tienes que sumar los gastos de todos los meses, hipoteca, gas, luz, agua, alimentación… ¡Ya no salen las cuentas! Por si no fuera suficiente, a  mi marido que sale a trabajar a un pueblo vecino se le ha estropeado el coche por lo que supongo tendremos un gasto considerable.

El coche iba perfectamente hasta que empezó a echar un humo blanco que procedía del motor, ¡un gran susto! En ese momento íbamos en el coche todos por lo que mi primera opinión fue llévalo al desguace coche que seguro que no vamos a perder mucho. El arreglo va ser caro, porque parece ser que lo que se le ha estropeado ha sido el turbo, yo no entiendo mucho pero seguro que es algo caro. Así que si te pones a calcular y a echar números ¿me puedes decir de donde saco yo el dinero para que cuando estemos a últimos aún me queden unos euros en el bolso? A veces creo que se multiplican como los panes y os peces, pero no, es que voy ahorrando por todos lados, procuro comprar lo justo y necesario y no nos damos grandes lujos en los meses en los que los gastos son mayores como en septiembre y en diciembre, también debo de decir que no nos privamos de nada.

No se admiten más comentarios