Una metedura de pata

Justo cuando las cosa te van muy bien vas y metes la pata. No sabes como a podido pasar, tu eres una persona muy calculadora, te gusta tener las cosas bajo control, nada se escapa de tu entendimiento por lo que no consigues entender cómo has llegado a esta situación.
Bueno si lo sabes, el amor. El amor que sientes por tu novio Mario, este amor a hecho que te veas a las dos y media de la mañana en la farmacia de guardia comprando la pildora postcoital. Le puede pasar a cualquiera pero ¿a ti? Normalmente no eres de impulsos, no te dejas llevar por los arrebatos amorosos ni mucho menos cometes imprudencias como la de esta noche, has perdido el norte por completo y no puedes echarle la culpa al alcohol por qué no bebes nada, así que la culpa es tuya, solo tuya.

La vida con Mario es fascinante, te encanta estar con él, lo conociste hace año y medio y desde entonces no os habéis separado. Es un chico guapo, agradable, amable, cariñoso, trabajador…de esos de los que todas decimos que ya no existen, uno de esos chicos que todo padre quiere para sus hijas, ese es Mario, todo un amor. Y es eso, un amor profundo lo que me hace perder un poco la cabeza cuando estoy con él, una nube me obnubila y no me deja discernir con claridad. Tanto que hasta hemos mantenido relaciones sexuales sin protección, algo imperdonable para mí, yo que siempre he sido contraria a los embarazos no deseados pero también al aborto, estoy totalmente en contra del aborto, y de igual manera no creo que lo correcto sea tener un hijo si no se está preparada, por todas estas creencias soy muy cuidadosa a la hora de mantener relaciones.

Por este motivo estoy tan desconsolada, nunca hubiera pensado que tendría que tomar la píldora del día después, pro afortunadamente existe. No estoy preparada para ser madre, apenas estoy terminando la universidad y la vida me depara muchas cosas en  las que no entra un bebé, no de momento, por supuesto que no lo descarto pero no ahora, dentro de unos años seguro que querré tener un hijo, de momento voy a centrarme en terminar mis estudios, en sacarme la carrera y en conseguir un puesto de trabajo, todo esto junto a Mario, mi guía, mi amigo, mi amor.

No se admiten más comentarios