Metodos que nos ayudan ahorrar

Que levante la mano quien no quiere encontrar una fórmula que le ayude ahorrar todo lo que pueda, creo que en ese barco viajamos todos. Incansablemente cada quien busca la forma de optimizar todos sus gastos, en internet hay incluso cientos de trucos que nos pueden ayudar a poder hacer ese pequeño colchón que a todos nos gusta tener por si acaso.  Resulta ser una tarea difícil ya que en muchas casas los ingresos no son muy altos que digamos, por eso son muchas las familias a las que les resulta mucho más difícil poder hacer esos pequeños montoncitos que se deben dedicar a ciertos pagos fijos y que después les ayude ahorrar. Claro cuando los ingresos son pequeños y no se llega a fin de mes en cuanto se tiene de nuevo dinero se intentan cubrir las necesidades que han quedado al descubierto, cosas que se han terminado en casa, ropa que a los niños se les ha quedado pequeñas o incluso el arreglo de una avería que tenemos en el coche, gastos que al fin y al cabo no se pueden dejar y que impiden que de verdad podamos hacer esa pequeña hucha.

En primer lugar, creo que se debe hacer una lista con los gastos que tenemos mensuales, en ellos podemos ver de manera clara a que parte va destinado nuestro dinero, veremos cómo en principio va hacia la hipoteca, luz, comunidad de vecinos, extraescolares de los niños, gasolina, esos son los fijos mensuales de los que no nos libra nadie. Después en otra lista pondremos lo que destinamos a la alimentación, en una casa de cuatro personas los gastos son elevados, para cubrir desayunos, comidas, meriendas y cenas, pero haciendo un listado con los alimentos que debemos comprar esa semana más un presupuesto del que no deberemos salirnos veremos cómo los gastos se reducen considerablemente y ese dinero podrá ir directo a la hucha.

Claro luego hay otros gastos que llegan de improviso que nadie espera y que debemos hacerle frente, porque habrá otros que puedan incluso esperar, pero por ejemplo la rotura del coche no llega nunca en buen momento y claro, no la podemos obviar. Cuando nos enfrentamos averías pequeñas de esas que no cuestan mucho no nos llega a doler la cabeza, pero cuando hablamos de averías en la que entra la rotura del motor nos damos cuenta que eso ya es harina de otro costal. Hacer frente a este tipo de imprevistos no suele ser agradable, por lo que buscar ayuda en sitios como motoresdesegundamano.eu nos hará entender que de verdad ahorrar no resulta difícil solo que se debe aportar por sitios que nos ayudan a ello.

No se admiten más comentarios