La memoria esa bendita aliada

No le prestamos importancia, esta ahí, con nosotros, vino de serie, como parte de nosotros, la memoria, esa que nos dice y nos recuerda lo que hemos hecho y lo que tenemos que hacer. Esa aliada que nos permite tener una vida completa, sabiendo en cada momento donde tenemos que estar. La memoria no está todo lo representada que debería, ¿Qué seriamos sin ella? Imaginaos que no pudiéramos recordad cosas tan sencillas como donde he dejado las llaves o que hemos comido. ¿Qué sería de nosotros?

Hay muchas personas que la pierden, y es algo que por mucho que busques no la vas a poder encontrar de nuevo, cuando se va ya no vuelve, emprende un viaje sin retorno, que desgraciadamente nos va haciendo menos personas, nos quita los recuerdos, eso a lo que aferrarnos en días malos, esos recuerdos que nos hacen levantarnos por las mañanas con el único fin de ser un poco más felices.

Cuando vimos que la abuela tenía pequeños lapsus todos nos asustamos. Empezamos entonces una campaña familiar con el fin de que no perdiera la memoria, no sabíamos si ya era tarde, lo que si sabíamos era que intentaríamos hacer todo lo posible para que no se fuera del todo.
Empezamos con cosas muy sencillas como abuela donde esto, abuela donde esta lo otro, abuela has visto otra cosa…todos le preguntábamos cosas a lo largo del día par que ejercitara la  memoria. Después compramos una pizarra para rotuladores borrables, en ella dibujábamos o escribíamos cosas con el fin de que ella las recordara después y la verdad es que fue muy efectivo, la abuela es una persona muy ilustrada, muy inteligente y con sus buenos estudios, siempre rodeada de personas influyentes. Hemos tenido una vida más fácil gracias a la abuela, así que ahora que está en nuestra mano ayudarla ¿No lo vamos a hacer? ¿No vamos a utilizar todo lo que esté a nuestro alcance para que tenga una buena vejez? La abuela tiene setenta y cuatro años, por lo que todavía le queda un buen tramos de vida que vivir, y todos esperamos de todo corazón y con todas nuestras fuerzas que los años que le queden sean los mejores posible, que no le falte de nada como nada nos faltó a nosotros, que se sienta querida y respetada, que sepa que la apoyamos aunque en algún momento no nos recuerde, que sepa que la queremos con memoria o sin ella.

No se admiten más comentarios